Brillantes narcisistas

Apolíneas doncellas de terciopelo, esbeltos torsos ateneos, cristalinas y sosegadas aguas recogidas en manantiales o riachuelos finitos. Efímero

...

Tolerancia a la intolerancia

Mientras las persianas de Don Pedro Infinito, mi calle, se alzaban triunfantes como si fueran coristas del Cara al Sol, me hallaba curioseando lo más

...

«Ya no te necesito, cerdo»

Dos de la tarde. Eran pocas las jornadas que se me presentaban con aires de disponibilidad para visitar Allende, una cadena de restaurantes de l

...