Actualidad

Más dureza y más control social contra el virus

Todavía más control social y medidas más estrictas. Este sábado entra en vigor en Canarias sanciones más duras para aquellos que incumplan las medidas anti COVID.

Estará penado con hasta medio millón de euros las faltas muy graves como organizar eventos con más de 200 personas y también aquellos donde se supere el 100% del aforo permitido.

Para las infracciones graves como el botellón en la vía pública de más de diez personas, se puede llegar a los 60.000 euros. Aquí entran también los positivos que no respeten el aislamiento. y mantener a un trabajador con sintomas en su puesto de trabajo.

Las infracciones leves incluyen no usar las mascarilla, saltarse la cuarentena de los que han tenido un contacto estrecho con un positivo o no realizarse las pruebas diagnósticas requeridas.

Medidas en vigor

El Boletín Oficial de Canarias actualiza algunas medidas con el objetivo de frenar el aumento de casos positivos.

Entre esas obligaciones está el uso de mascarilla en el ámbito laboral que deja margen a las empresas para poner normas específicas. Los trabajadores deberán usar la mascarillas, aunque la empresa puede permitir que se quiten si se está solo. Si se quiere hacer lo mismo en espacios comunes hay que consultar a Salud Pública. Otras medidas son:

-En los centros educativos se generaliza el uso de mascarilla.
-En los velatorios se establece un límite de 25 personas al aire libre y 10 en interior.
-Se limíta a 50 miembros la comitiva de los entierros.
-Se permiten bodas con restaurantes a la mitad del aforo. Máximo 80 personas en exterior o 25 dentro.
-Se priorizarán los espectáculos al aire libre y público sentado.

En las islas con alta incidencia acumulada, ahora mismo El Hierro, Gran Canaria y Lanzarote, las medidas se vuelven más restrictivas.. Se prohíbe cualquier acto con más de 10 personas. Bares y restaurantes cierran a medianoche y se decreta el cierre de los centros de día no ocupacionales.

Control de botellones

El Gobierno canario, asimismo, reforzará tanto los controles como las sanciones por vender o consumir alcohol en la vía pública. Las sanciones podrían oscilar entre los 3.000 y los 60.000 euros para todas aquellas personas que lleven a cabo este tipo de acciones ilegales en la calle.

El botellón está prohibido en Canarias desde el año 1998, sin embargo, en zonas como Las Verónicas, en el sur de Tenerife, es común ver a grupos de jóvenes llevando a cabo este tipo de acciones.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
A %d blogueros les gusta esto: