Actualidad

Con 23 mil muertos miles de «padres» se echan a la calle sin ningún tipo de medidas de seguridad

Y llegó el día y miles de españoles se lanzaron a las calles aprovechando la licencia gubernamental que permite salir a los niños a las calles. Ni que decir tiene, que en multitud, nunca mejor dicho, de casos no se han tomado las prevenciones adecuadas que había solicitado el propio gobierno. Vistas las cosas así, es muy probable que de continuar por estos derroteros el sacrificio colectivo extremo, que hemos practicado todas estas semanas, se pueda dar al traste en un ejericio de inmadurez indecente.

Los mensajes excesivamente triunfalistas pueden haber influido en este clima. A estas alturas de la película y aunque no haya un reconocimiento explícito de que la cifra de muertos es mucho mayor de la anunciada, lo cierto es que el propio gobierno lo reconoce de forma tácita. El gobierno del bulo no se atreve a desmentir las graves informaciones que hablan abiertamente de que el número de muertes es mucho mayor de las que nos están reportando.

Por otra parte y sin entrar en el infantil comportamiento de la sociedad española, injustificable, tampoco se puede negar que el gobierno ha desaprovechado este mes y pico de que ha dispuesto a costa de nuestro confinamiento y de haber dejado la economía española tocada sino hundida después de casi dos meses de parón absoluto. Para más inri a nuesto ministro de consumo ha intervenido el mercado de mascarillas al mejor estilo cubano (su modelo por cierto) y ha desabastecido completamente farmacias y canales de comercialización. No hay plan ni preparación alguno y el gobierno ha dilapidado estos casi dos meses como ya dilapidó los de enero y febrero en la prevención de la pandemia, mientras sus terminales mediáticas repletas de jovencitos gafapastas se reían literalmente de la gripilla esa que nos venía de China. Resultado 23.000 muertos oficiales y subiendo.

Veremos las consecuencias de los acontecimientos de hoy de esta estúpida invasión de las calles en las que se han celebrado reuniones y pláticas de padres jóvenes, partidos de fútbol de los críos y en general el aspecto de un domingo cualquiera antes de que este virus apareciera en nuestras vidas. Hay licencias que se pagan como ya comprobamos el 8M del que por cierto el gobierno sigue sin arrepentirse.

La insensibilidad de esta sociedad española infantilizada y descriteriada no conoce límites. Ni siquiera con mas de 20 mil muertos delante de sus ojos son capaces de abrirlos para ver un poquito más allá de sus ombligos.

Lo más sorprendente de todo, es que un colaborador de Susana Griso (Nacho Abad) afirmaba en su programa: “Probemos en una de las islas, si ellos quieren, para ver cómo funcionan [las medidas de desescalada] y tomar nota y aprender.” y Susana Griso agregaba: «“sobretodo porque nos serviría al resto para tomar nota si funcionan estas medidas de desescalada(…)“una opción que no se descarta por parte del Gobierno”.

Y todos los canarios se indignaron no queriendo ser un conejillo de indias. Pues menos mal que no lo iban a ser. Asco infinito.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
A %d blogueros les gusta esto: