Economía

El Plan Garicano que mañana podría aprobar Bruselas

Día D para Europa. Uno de los días más importantes en la historia reciente de nuestro continente y en especial para el futuro de la UE. Mañana se debate el plan de reconstrucción europea que prevé en el mejor de los casos aprobar un enorme paquete de ayudas europeos de medio billón de euros.

El plan coincide en gran medida con el que presentó hace unas semanas Luis Garicano. El vicepresidente económico de los liberales europeos y líder de la Delegación de Ciudadanos en la Eurocámara presentó ante el grupo liberal Renew Europe el plan europeo para proteger los empleos ante la crisis del Coronavirus. Para Luis Garicano, “necesitamos una Unión Europea fuerte y ambiciosa en estos momentos de extrema dificultad” y ha abogado por “ofrecer una salida que responda al compromiso de los liberales con el proyecto común europeo”.

Garicano ya alertó de que “si no se toman las medidas apropiadas de forma inmediata, la situación puede empeorar” y en este sentido ha instado a la dirección de Renew Europe a convocar una reunión de grupo para debatir un plan que sea tan ambicioso como el bazuca alemán que el Ministro Scholz presentó hace unos días. Este plan europeo atiende a tres objetivos: ayudar a los Estados Miembros a realizar el gasto sanitario que sea necesario; proveer a las empresas, especialmente a las pymes, de respaldo financiero y apoyo a los planes de protección de empleo de los Estados Miembros para evitar la pérdida masiva de puestos de trabajo.

El plan supondría una inversión de 500.000M€ y constaría de tres pilares: 50.000 millones irían destinado a los sistemas sanitarios de los distintos Estados miembros para que puedan aumentar su gasto sanitario en un 5%. Con estos recursos extra, se podrían financiar los suministros médicos, aumentar el personal médico y convertir edificios en hospitales en toda Europa. En segundo lugar, 275.000 millones se asignarían a garantías presupuestarias para convertirlos en 2,2 billones en préstamos que asegurasen la liquidez y el apoyo a las PYMES. Los restantes 175.000 millones, se dedicarían a  financiar esquemas de protección de empleo siguiendo el modelo del Kurzarbeit alemán para que los Estados cubran la reducción de las jornadas que las empresas tengan que llevar a cabo a causa del coronavirus.

“Hay que animar a la  Unión a dar un paso al frente y demostrar que existe para ayudar”, ha añadido Garicano, porque “más allá de la emergencia sanitaria y de salud pública que estamos viviendo, no podemos ignorar el profundo impacto económico que está causando”. “La respuesta de Europa no puede convertirse en un ‘sálvese quien pueda’”, ha reiterado, “sin un plan así, decidido y común, nos exponemos a una nueva crisis del euro”. Así resumía Garicano la necesidad de su plan.

Con matices y diferencias y por supuesto con otras aportaciones el plan que presentó el grupo liberal Europe Renew. Veremos si sale adelante. Para España podría ser absolutamente fundamental.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: