ActualidadEconomía

La UE aprueba la resolución para un Gran Plan de Reconstrucción

A falta de algunos flecos presupuestarios, el Parlamento Europeo ha aprobado la Resolución sobre la reconstrucción frente a la crisis por 395 votos a favor, 171 en contra y 128 abstenciones,

El PE pide aumentar la solidaridad mediante un fondo de al menos 50.000 millones de euros, ampliar las competencias para hacer frente a crisis sanitarias como la presente, abrir las fronteras internas a la circulación de los productos necesarios para ello, garantizar que la crisis sanitaria no erosione el Estado de Derecho y tomar medidas para frenar las fake-news y garantizar el acceso a información veraz por parte de la ciudadanía

La UE necesita un paquete a gran escala para impulsar la recuperación económica tras la crisis del COVID-19, incluidos bonos garantizados por el presupuesto comunitario, según el Parlamento.

En una resolución aprobada el viernes con 395 votos a favor, 171 en contra y 128 abstenciones, el PE valora las medidas fiscales y para impulsar la liquidez adoptadas frente a la pandemia, pero insiste en que hay que ir más allá e insta a la Comisión a proponer un paquete de recuperación y reconstrucción a gran escala financiado por un mayor presupuesto a largo plazo, fondos existentes e instrumentos financieros.

El PE apuesta por emitir “bonos de recuperación” garantizados por el presupuesto de la UE, pero sin implicar la mutualización de la deuda existente, sino centrados en inversión futura. El Pacto Verde europeo y la transformación digital deberán situarse en el centro para impulsar la actividad, señalan los eurodiputados.

Fondo de Solidaridad en respuesta al coronavirus

La Cámara plantea la creación de un régimen europeo permanente de reaseguro de desempleo y propone crear un Fondo de Solidaridad en respuesta al coronavirus de al menos 50.000 millones de euros. El Fondo deberá apoyar los esfuerzos financieros realizados por los sectores sanitarios de todos los Estados miembros durante la crisis actual, así como las inversiones futuras con vistas a mejorar su solidez y permitirles atender a los que más lo necesitan.

Más poderes para la UE para actuar ante amenazas sanitarias transfronterizas

La acción europea conjunta contra el COVID-19 es indispensable, subraya la resolución. La UE debe salir más fuerte de esta crisis, afirma el texto, que aboga por ampliar sus competencias para permitirle actuar en caso de amenazas transfronterizas para la salud. Esto permitiría coordinar la respuesta a nivel europeo sin demora y dirigir los recursos necesarios a donde más se necesitan, ya sean materiales como mascarillas, respiradores y medicamentos o ayuda financiera.

Los eurodiputados también son partidarios de incrementar la producción en la UE de productos clave, como medicamentos, ingredientes farmacéuticos, dispositivos médicos, equipos y materiales, para estar mejor preparados para futuras crisis mundiales.

Fronteras abiertas para bienes esenciales

Los eurodiputados insisten en que las fronteras dentro de la UE deben permanecer abiertas para garantizar la circulación de medicamentos y equipos de protección, dispositivos médicos, alimentos y otros bienes esenciales. Destacan que el mercado único de la UE es la fuente de «nuestra prosperidad y bienestar colectivo» y un elemento clave de la respuesta inmediata y continua al brote de COVID‑19.

El Parlamento también pide la creación de un mecanismo europeo de respuesta sanitaria, para garantizar una mejor respuesta a cualquier tipo de crisis sanitaria. Las existencias comunes de equipos, materiales y medicamentos deben poder movilizarse rápidamente para salvar vidas. Los eurodiputados reclaman además fondos de la UE para impulsar la investigación y contribuir así a los esfuerzos para hallar una vacuna contra el COVID-19.

Estrategia coordinada para reanudar la actividad

Los eurodiputados recalcan la importancia de un enfoque coordinado para levantar las restricciones en la UE, a fin de evitar un resurgimiento del virus. Piden a los Estados miembros que definan criterios comunes para poner fin a la cuarentena y otras medidas de emergencia, y solicitan la contribución de la Comisión Europea. En su opinión, la estrategia de salida debe incluir la realización de test a gran escala y equipos de protección personal para el mayor número posible de ciudadanos.

Estado de derecho y democracia en el contexto del COVID-19: Hungría, Polonia

El Parlamento considera “totalmente incompatible con los valores europeos” la decisión del Gobierno húngaro de prolongar indefinidamente el estado de excepción, autorizar al Gobierno a gobernar por decreto sin límite de tiempo, y debilitar la supervisión de la excepción por parte del Parlamento. También critica la modificación de la ley electoral polaca contra el criterio del Tribunal Constitucional y la decisión de celebrar elecciones presidenciales en medio de una pandemia.

Los eurodiputados piden a la Comisión Europea que evalúe con urgencia si las medidas de emergencia tomadas respetan los Tratados de la UE y que utilice todas las herramientas disponibles y sanciones disponibles, incluidas las presupuestarias, para abordar esta violación grave y persistente. También insisten al Consejo que debe retomar las discusiones sobre los procedimientos en curso contra Polonia y Hungría en virtud del Artículo 7.

Fuente de información europea para combatir la desinformación

Por último, la resolución subraya que la desinformación sobre el coronavirus es un problema importante de salud pública. La UE debería por eso establecer una fuente de información europea para garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a una información exacta y verificada. Los eurodiputados apelan a las empresas de las redes sociales que adopten de forma proactiva las medidas necesarias para atajar la desinformación y la incitación al odio en relación con la pandemia.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
A %d blogueros les gusta esto: