Actualidad

El gobierno sigue sin contar con los veterinarios en el «comité de expertos»

España sigue siendo una rara avis en el tratamiento del Covid-19. No se trata de insistir en los errores fatales que ya cometió el gobierno en su día, sino de los errores que sigue cometiendo. Seguimos siendo a día de hoy uno de los pocos países europeos que siguen marginando a los veterinarios en los comites de expertos de seguimiento y de control de la epidemia, ya devenida en pandemia. Además de esta contingencia llama la atención la opacidad de este comité de expertos y si se harán publicas sus deliberaciones o actas.

Pero volviendo al tema. Tres cuartas partes de la enfermedades humanas son de origen animal y que los veterinarios tienen una amplia experiencia en las tareas preventivas en el campo de la salud pública, pero lamentablemente no tiene la misma visibilidad social y política como se puede apreciar en los difíciles momentos actuales.

Sin duda, el profesional veterinario es el que tiene una mayor experiencia en el control y erradicación de enfermedades que afectan al conjunto de la población. A lo largo de su historia, la Veterinaria ha tenido que enfrentarse a muchas enfermedades de gran importancia sanitaria y con un enorme calado económico, creando la policía sanitaria internacional. Todos tenemos en la mente la crisis de las vacas locas, el ébola, la gripe aviar y otras enfermedades clásicas donde el papel del veterinario es crucial como la brucelosis, tuberculosis, salmonelosis, listeriosis, rabia, triquinosis, toxoplasmosis y un largo etc.

En este contexto el director general de la FAO ha pedido a los Estados que incorporen a sus equipos de trabajo del COVID-19 a veterinarios como especialistas en prevención y control de enfermedades, aplicando el concepto de One Health (Una Salud). La recomendación internacional no es atendida por España, que deja esta incorporación para un “futuro”, sin embargo, otros países como Alemania lo aplican en su máximo exponente, siendo el principal responsable en la lucha contra el COVID-19, el veterinario, doctor Lothar Wieler.

Fernando Simón, cuando al ser preguntado del por qué no hay veterinarios en el Comité Técnico-Científico, dice que “…puede ser que en el futuro si hay algún área concreta de trabajo que sea especifica de este campo de conocimiento…” Estas palabras me dejan en estado de shock, ya que espero que el Dr. Simón sepa que el coronavirus causante del COVID-19 tiene un origen animal y su respuesta deja entrever que desconoce el papel del veterinario en la salud pública, al evitar que multitud de enfermedades lleguen al conjunto de la población.

En definitiva sostenello y no enmendalla.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: