Actualidad

El gobierno canario trabaja ya con el 1 mayo como fecha fin del confinamiento

desconfinamiento en Canarias
Según fuentes cercanas al ejecutivo de Ángel Víctor Torres, el gobierno canario trabaja de nuevo con la hipótesis de que el inicio de la desescalada será unos días antes o después del puente de 1 de mayo, independientemente del resto del país.

Las reticencias del gobierno central para este calendario y de iniciar desescaladas diferenciadas entre las distintas comunidades autónomas, parece que han sido vencidas y la tesis del gobierno canario cobra fuerza para iniciar antes que el resto de España el calendario de regreso a la normalidad. En este sentido los buenos datos de evolución del virus en nuestras islas habrían ya convencido al gobierno nacional para dar el visto bueno a la vuelta controlada a una vida medianamente "normal".

Las fechas están prácticamente decididas lo que se debate en estos momentos ya no es la fecha que ya parece clara en torno al puente de mayo, sino las formas y el grado en que se llevará a cabo esta compleja salida de esta anómala situación. En este sentido se manejan hipótesis encontradas de cómo ha de realizarse esta desescalada. Se manejan varias opciones y escenarios que en estos momentos se están sometiendo a evaluación y discusión por el comité técnico del Gobierno de Canarias.

Podría hacerse primero para las familias con niños, dadas las dificultades de mantener confinados tanto tiempo a los menores. Otra variante es hacerlo por números pares o impares repartidos en días en función de los domicilios,  o bien por zonas o barrios y por supuesto los grupos de riesgo habrán de ser tenidos en cuenta. Las personas mayores y los grupos de mayor riesgo, como personas inmunodeprimidas con toda lógica serán las últimas en salir del confinamiento por razones obvias.

Paralelamente también se trabaja en el plan de recuperación económica del archipiélago. El escenario que se contempla es tratar de aprovechar estos meses de completo parón del sector turístico, que se prevé de ocho a doce meses para reconvertir y mejorar completamente la planta alojativa de Canarias. Sería el momento de que los complejos que tienen denuncias u obras pendientes aprovecharan la coyuntura para hacer todas las mejores que les permitan de nuevo ser lo más competitivos posibles en el mercado turístico internacional.

Estas medidas permitirían ganar tiempo y absorber buena parte de la mano de obra que va a quedar expuesta durante estos meses de parón obligado de la actividad turística. Construcción por servicios, en resumen, sería a ecuación.

Otro de los elementos que se barajan es potenciar el sector primario por los previsibles problemas que tendrán ahora con el propio coronavirus áreas como África y América del Sur sobre todo en los cultivos de tomates, plátanos etc. La idea del gobierno es sustituir a estos nuestros tradicionales competidores en varios productos en los mercados internacionales, pero especialmente en el europeo.

Estos son los posicionamientos y planteamientos en estos momentos en el ejecutivo canario, en el que el sector más próximo a Román Rodríguez ha llevado un poco la voz cantante en la gestión de esta epidemia que ha azotado con virulencia toda España y un poco en menor medida nuestro archipiélago.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: