Tribuna Libre

El Mossad ante el Covid-19

El SARS-CoV-2 se ha extendido en menos de seis meses por todo el mundo, cerrando fronteras, desplomando las bolsas mundiales y confinando a millones de ciudadanos en sus casas. Esta crisis mundial que estamos atravesando la está arrastrando la mayoría de los Estados a una silenciosa tercera guerra mundial. Han aumentado la demanda de los productos sanitarios, que cada vez es más escaso y enfrentando a los países entre sí y llevando a la guerra de las ofertas, elevando hasta un 200% su precio.

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu afirmaba en un discurso que “Doscientos países, excepto posiblemente uno o dos, están compitiendo ferozmente por este equipo”, el objetivo de justificar el acopio masivo que está realizando el Israel, entre ellos, el Mossad, servicio de inteligencia.

El Mossad no es el único servicio de inteligencia que está dentro de esta encarnizada batalla, servicios de inteligencia de otros países (Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido, España, Italia…) están luchando por ese ansiado tesoro llamado material sanitario.

Casos a nivel global

6 millones de mascaras tipo FFP2 desaparecieron en Kenia mientras la carga transitaba por el país, estas mascara fueron compradas por Alemania, está desaparición fue confirmada por el Ministerio de Defensa alemán. De momento se desconoce si en esta desaparición hay más de un país involucrado.

Estados Unidos desvío un lote de 200.000 mascarillas al aeropuerto de Bangkok que China envío al gobierno alemán para suministrar al país por escases de material.  Por el momento no se sabe dónde han acabado, y el gobierno de Donald Trump no ha salido al paso para desmentir o aclarar está situación.

Suecia envío material sanitario a Italia y España, pero Francia lo incauto, pero gracias a las autoridades suecas, los dos países recibieron sus materiales.

El BIS (Servicio de Información de Seguridad) de la República Checa, informo al gobierno de un lote que se iba a enviar desde China a Italia, el gobierno lo requiso, pero rápido tuvo que devolverlo ante la presión de las autoridades italianas y admitió su error.

Mohamed Msilini Ministro de Comercio de Túnez, acusó a Italia de requisar un envió de alcohol medicinal en ruta que envió China al país. Italia incauto también respiradores, 1.840 que iban de camino a Grecia.

El Mossad

Los servicios de inteligencia del país Israelí compraron mas de 10 millones de máscaras médicas, más de dos docenas de ventiladores, kits de prueba, 700 trajes especiales para los trabajadores de ambulancia y 25.000 máscaras quirúrgicas N95, que están diseñadas para proteger de la partículas y líquidos presentes en el aire.

La orden era peinar todos los puntos del planeta, sin un presupuesto de gastos y hacer cualquier cosa por conseguir material sanitario, cualquier cosa que sea necesaria para garantizar la seguridad del país. Así lo han podido confirmar varias fuentes que hemos podido consultar.

Bajo el liderazgo de Cohen, nos encontramos con el jefe del ala de tecnología del Mossad que dirige todas las actividades. Según fuentes consultadas, Cohen visita una vez al día la instalación y dirige una sesión de seguimiento, incluyendo informes que resuman las operaciones realizadas fuera del país.

Ben Caspit analista y columnista israelí, afirmaba que los agentes del Mossad que están dispersos por el mundo estna creando un nuevo <<patrimonio de batalla>>. <<Allanan fábricas, establecen conexiones con los fabricantes, envían botes y camiones a todo tipo de sitios extraños>>, afirmaba

El Mossad tiene contactos en cualquier parte del mundo, incluido en el mundo árabe, están más preparados que otros países y llevan un pie por delante de cualquiera.

Artículo de David Girón

A %d blogueros les gusta esto: