Uncategorized

Las prebendas de los políticos agravian a los trabajadores españoles

En el momento en el que la clase política nos pide máxima ejemplaridad y sacrificios personales como ha llegado a insinuar el vicepresidente Pablo Iglesias, parece que estos sacrificios no van con ellos.  Ni los diputados, ni los senadores, ni las cámaras autonómicas ni siquiera los ayuntamientos. Poquísimos y testimoniales son las iniciativas de políticos que con su ejemplo, hagan pedagogía hacia la sociedad a la que representan.

Mientras los autónomos tienen que seguir abonando sus cuotas aunque tengan ingresos cero, nuestras señorías seguirán disfrutando de sus sueldos íntegros cuando no de ciertos aumentos en sus retribuciones.

La coalición PSOE-Podemos ha modificado la ley para que los ayuntamientos puedan celebrar de forma telemática los plenos y juntas de gobierno, lo que posibilitará que miles de concejales que no tienen reconocida la dedicación exclusiva puedan seguir cobrando las dietas por asistencia a dichas reuniones como venían haciendo hasta ahora por su participación presencial.

Con esta modificación normativa se da plena legalidad a los plenos y juntas de gobierno no presenciales que se puedan convocar en situaciones excepcionales como la actual, lo que permitirá a los concejales de los equipos de gobierno sin dedicación exclusiva seguir cobrando por participar en las reuniones de estos órganos colegiados sin cortapisa alguna.

En las 13 disposiciones finales que incorpora esta norma jurídica se incluye una modificación de la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local con la que se pretende «garantizar el funcionamiento democrático y eficaz de las entidades locales» en situaciones excepcionales, como ocurre actualmente por la pandemia motivada por el virus de Wuhan.

El Congreso de los Diputados ni se plantea suprimir las dietas a pesar de que ahora mismo no hay actividad debido a la crisis del coronavirus. Un ejemplo de ello es el Parlamento Andaluz, que ha decidido suprimir esas dietas, aunque no ha rebajado el sueldo de sus diputados. En el caso de Cataluña, lo han dejado en voluntad de cada uno de los diputados, que podrán elegir si renunciar o no a ellas. El Congreso y el Senado pagarán a sus señorías más de un millón de euros al mes en dietas de manutención y desplazamientos pese a estar confinados en sus casas y despachos por la situación actual, salvo los escasos parlamentarios que sí han acudido presencialmente a varios Plenos y comisiones.

En Canarias por su parte El Boletín Oficial de Canarias (BOC) publicaba el 20 de marzo este aumento salarial, incluido en la Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias que entró en vigor el 1 de enero, y que beneficia a los altos cargos, los funcionarios públicos -excepto a los trabajadores del Servicio Canario de la Salud-, el personal laboral, interino y eventual, así como los docentes no universitarios, los funcionarios de Justicia y los miembros del Cuerpo General de la Policía Canaria.

Esta es la realidad de nuestra clase política salvo aisladas excepciones. Necesitamos una clase política que dé ejemplo y que esté a la altura de las circunstancias de la sociedad a la que representan.  Que muchos están perdiendo su vida señorías.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: