Crónica de Canarias

En la sociedad del siglo XXI todos los ciudadanos necesitan tener un acceso libre, amplio e igualitario a la información, a los datos y a las versiones sobre los diversos acontecimientos que construyen nuestra esfera de lo público.

Actualidad

La carta de Raquel. El anti-bulo perfecto que puede salvar vidas

La carta que pone en su sitio a tanto cuñadismo, estupidez, charanga y pandereta. Como se suele decir las cositas claras y el chocolate espeso.

1.- Para empezar, hablemos con propiedad, el virus se llama SARS-CoV-2 y la enfermedad que provoca COVID-19. ¿Es importante? Pues no, pero si vais a soltar cuñadeces, hacedlo con propiedad.

2.- Es un virus nuevo que viene de laboratorios supersecretos de la muerte. Para nada. La familia de los coronavirus son viejos conocidos en los hospitales y en general provocan catarros corrientes y molientes (ej. coronavirus 229E, OC44, NL63, HUK1… sí los nombres no molan, pero es lo que hay, tienen su sentido y los biólogos no es que tengamos tiempo de ponerles nombres de ninfas para que sea más bonito).

Pero, resulta que éste es un virus RNA y los virus RNA mutan como su pt madre y éso les da nuevos superpoderes. Es como si Superman mutase y con cada mutación recibiera o perdiera un poder, o mejor aún, como si los poderes se hicieran más o menos fuertes según la mutación. Los coronavirus no sólo afectan a los humanos sino a un amplio rango de mamíferos. Hay un superpoder especialmente insidioso (iba a decir tcplt*s) y es el que otorga el paso de especie a especie. Cuando esto ocurre nos encontramos con un virus totalmente nuevo, algo que nuestras defensas no han visto hasta la fecha y claro no tienen ni repajolera idea de cómo actuar. Ni nuestras defensas, ni nosotros, toda una batería de superpoderes nueva que no sabemos cómo actúa.

Esto no es la primera vez que pasa. Si no estuvisteis muertos las primeras décadas del siglo es posible que como con Troy McLure al coronavirus le recordéis de éxitos como “SARS, la cosa está chunga en China” (2002) o “MERS, vamos a morir todos” (2012). Tanto el SARS como el MERS los causaban otra cepa de coronavirus. Los superpoderes de estas dos enfermedades eran su tasa de mortalidad, un 10% para el SARS y nada menos que un 35% para el MERS. ¿Oye Raquel y por qué siendo tan chungos no se montó la que se está montando ahora? Pues porque se transmitían FATAL (una superdebilidad) por lo que los casos fueron fáciles de asilar y la pandemia se pudo contener a tiempo. Para que os hagáis una idea, para matar a las primeras 1,000 personas el MERS tardó 3.5 años mientras que el SARS lo hizo en 130 días. El COVID-19 se ha llevado por delante a sus primeras 1,000 personas en 48 días. Se transmite chachi y eso ha hecho que lo que el SARS-CoV-2 con su cerca del 2% de mortalidad total haya sido capaz de matar tres veces que el SARS en sólo dos meses.

Otro factor que está contribuyendo a que se esté propagando tan rápido es su periodo de incubación que es relativamente largo 14 días frente a los 7 del SARS y los dos días de la gripe (después vuelvo a ella). Esto quiere decir que desde que te has infectado hasta que dices “me encuentro un poco rar@” te pasas 14 días esparciendo miasmas sin darte cuenta. Y aquí fíjate tú que tengo dudas porque he leído de todo y no tengo aún claro si se contagia desde el momento cero o a partir de que comienzan los síntomas.

3.- La culpa la tienen los chinos que comen de todo. Falso! Mira, si necesitas este argumento para justificar tu xenofobia es tú problema, pero cierto no es. Podría haber surgido en cualquier otro lugar del mundo donde animales y hombre convivan estrechamente. Y una cosa os digo, ya podéis ir dando las gracias a los chinos porque a causa de que hayan aislado ciudades de millones de habitantes se han podido ganar algo más de tiempo (vale que podían haberlo hecho antes pero buno) No se me ocurren muchos más países con la capacidad para decir de aquí no sale nadie y oye no sale nadie.

4.- Es como la gripe. No. No es como la gripe, para nada no se parecen ni por el forro, por no ser no son ni de la misma familia, es como confundir una vaca con una medusa. Si vacas y medusas fueran mazo pequeñas. Cada vez que un cuñadazo me lo compara con la gripe, Darwin mata a un gatito.

¿Y aparte, qué tipo de comparación estúpida es ésa? Ni que la gripe fuera una broma. Que la gripe mata, mata 20 veces menos que el COVID-19 pero mata. ¿Os habéis quedado con la copla? Mata 20 veces menos la gripe que el COVID-19. Para empezar, como una gripe ya parece que no es.

Otra cosa que la diferencia COVID-19 de la gripe es el R0 o ritmo reproductivo básico. El R0 da la medida del contagio, es decir, de cada caso, cuántos casos salen nuevos. Simplificando salvajemente, en el caso de la gripe el R0 es de más o menos 1.3. Es decir que cada persona contagia a una persona y un tercio. En el casi del COVID-19 el R0 parece andar por el 2.2. O sea, que se contagia mejor

Y no es peor ahora, ahora hay muchísimos más virus de la gripe por ahí rondando que de SARS-CoV-2 y por tanto está matando a más gente. Será peor si no lo contenemos a tiempo y se convierte en enfermedad estacional. El truco ahora está en contener, de ahí las noticias, de ahí los aislamientos masivos, de ahí las cuarentenas. Porque si no, a la gripe de todos los años tendremos que sumar el COVID-19 (no sufráis, ya le buscaremos un nombre fetén si eso ocurre) si alcanza una masa crítica y ya no se puede contener.

Además la gripe se contagia por gotas en suspensión, mientras que el SARS-CoV-2 se puede quedar sobre superficies durante largos periodos de tiempo, vamos, que no hace falta estar en contacto con un enfermo para pillarlo. Con tocar una superficie y llevarte la mano a bocas, nariz u ojos ya lo tienes. Tú la llevas, corre!.

Raquel, joer, has acabado con las malas noticias? Pues mira no, tengo otra más. Aparentemente puedes reinfectarte, no crea inmunidad. O sea que lo puedes pasar varias veces. Guay, eh?

¿Os vais dando cuenta de la movida? Es como la gripe solo que mata más, se contagia más, te puedes reinfectar y no tenemos ni tratamiento, ni vacuna. O sea, que es peor que la gripe.Y es que es lo que tienen los virus, que de nada a la tormenta perfecta puede ocurrir cualquier cosa.

5.- Es que más mata el hambre. Nos ha jodido, y el Ébola y el tabaco y el alcohol y las drogas. Pero resulta que el COVID-19 tiene el potencial de expandirse globalmente y atacar a cualquiera. Es que ojo, que el problema grave, grave de verdad, no lo tendremos nosotros (que también) si no los países con un sistema económico y sanitario más débil. Que puede darse el caso de que empiecen a caer como moscas, no sólo por la enfermedad por sí si no porque están más debilitados. Así que no me vengas con demagogias cuñado y piensa con la cabeza.
Que además del hambre les viene ésto.

6.- Pero bueno, en realidad no mata tanto. ¿OTRA VEZ? Igual a ti no, que si estás leyendo esto en Facebook tienes entre 30 y 50 años. ¿Pero qué pasa? ¿No tienes padres? ¿No conoces a gente inmunodeprimida? Que a partir de los 70 la cosa está en un 8% de mortalidad, casi uno de cada 10 abuelitos que lo pillen se van a hoyo por esto.

Y ahora que ya os habéis dado cuenta de las dimensiones que puede alcanzar este virus ayudadme a pararlo. Ahora mismo es difícil pillarlo porque no hay muchos casos pero la cosa puede cambiar.

CONSEJOS PARA CONTENER LA EXPANSIÓN DEL SARS-CoV-2

a) LÁVATE LAS MANOS, pero bien lavadas, con agua y jabón e insistiendo. Si no puedes, lleva un desinfectante y úsalo. Lávate especialmente bien las manos antes de comer.

b) Si sospechas razonablemente que puedes estar enferm@ llama al 112 y que vayan a tu casa, no te recorras media ciudad esparciendo tus miasmas. Si de todas maneras lo vas a hacer ponte una mascarilla. Las mascarillas son para los que lo tienen, No para no pillarlo.

c) Si realmente lo has pillado no te asustes, lo más normal es que curse como un catarro normal. Quédate en casa y no vayas a trabajar. Que no te van a dar la medalla al mejor trabajador. Lee, escucha música, haz algo de provecho.

d) Aliméntate bien, si estás débil, tu sistema inmune tampoco estará al 100%, recuerda que no tenemos tratamiento. Así que hay que confiar en nuestro sistema inmune (que es una pasada de bueno)

e) Duerme bien. Vais a oír mil y una chorradas que se van a inventar para venderos cosas que “estimulan” el sistema inmune. Todas son mentira. El sistema inmune no se estimula, de hecho, cuando se estimula demasiado es cuando da lugar a alergias y a enfermedades autoinmunes. Lo único que está demostrado que contribuye a un mejor funcionamiento es dormir bien.

Así que ya sabes, a dormir (después de haberle lavado las manos)

Raquel.

A %d blogueros les gusta esto: