Economía

El coronavirus desploma el turismo canario

Se hacen realidad los peores presagios. El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Jorge Marichal –también titular de Ashotel– ha admitido este jueves que «se están parando las ventas» en Canarias a raíz de los casos de coronavirus en el archipiélago, con cifras que rondan el 30 por ciento, si bien depende mucho de la isla y el tipo de complejo.

Así lo ha expuesto a los periodistas tras reunirse con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, para coordinar las acciones de respuesta e ir definiendo futuros protocolos si vuelve a registrarse algún caso positivo en un hotel del archipiélago.

Marichal ha comentado que en estos días hay «cancelaciones importantes» y las reservas se ven afectadas especialmente en el segmento del ‘turismo de congresos’, debido a las restricciones de contacto, y el turismo de origen asiático.

No ha ocultado que el impacto del coronavirus en la economía es «claro» y a nivel mundial pero afecta «dentro de la normalidad» pues muchos clientes «llaman y se informan» o posponen sus vacaciones hasta que la situación se normalice.

En esa línea, ha comentado que si este episodio se prolonga mucho en el tiempo afectará al empleo en las empresas y por ello ha apelado a tener la «cabeza fría» y dar «información veraz y al minuto» para los turistas que vean que este caso «está controlado».

«Las reservas volverán a llegar y los clientes volverán a confiar con nosotros», ha agregado.

Marichal ha incidido en que Canarias y España es un destino turístico «seguro» cuya sanidad ha dado muestras de «robustez» pues ya hay «menos casos» con coronavirus y se «conoce mejor» la evolución de la enfermedad.

«Las cosas se han hecho como se tenían que hacer», ha apuntado, subrayando que se ha vivido una semana «tensa y convulsa» en el subsector turístico.

Asimismo, ha indicado que se trabaja conjuntamente con el Gobierno de Canarias para lanzar campañas de promoción y estudiar posibles ayudas económicas, pero se debe hacer cuando sea necesario para «no tirar el dinero» ya que lo primero es «recuperar» la confianza. «Lo peor es el pánico», ha señalado.

En el caso concreto del hotel H10 Costa Adeje Palace, en aislamiento desde la noche del 24 de febrero al detectarse el primer positivo en un turista italiano, ha comentado que los gastos los está asumiento la propia cadena, que «va a dar la cara», pero realmente son los que «peor lo están pasando» y sería «insolidario» no ayudarles.

A %d blogueros les gusta esto: