«Ya no te necesito, cerdo»

Dos de la tarde. Eran pocas las jornadas que se me presentaban con aires de disponibilidad para visitar Allende, una cadena de restaurantes de l

...