Actualidad

Los tweets que avergüenzan al PSOE

Cuando pensábamos que ya habíamos descubierto todas las miserias de la clase política que nos azota, un tuitero rescata una serie de post subidos en su día por el PSOE atacando diréctamente al gobierno de Mariano Rajoy por la crisis del ébola.

La miseria moral de atacar todo es ya una seña de identidad de nuestra joven partitocracia. Se ataca todo de manera indiscriminada y sin ni siquiera reparar en que en algunos momentos la ciudadanía agradecería un poquito de seriedad, un poquito de respeto moral e intelectual. En tiempo de tribulación no se deben hacer mudanzas decía San Ignacio de Loyola. Nosotros hoy podríamos posmodernizarlo diciendo que en tiempos de tribulación mejor no hacer determinados tweets o tuits.

De momento la oposición actual parece que respeta esta norma que no está  escrita, sino dictada por el sentido común, el common sense que decía Thomas Payne, que en tiempos (ya pretéritos) fue el fundamento epistemológico del ideal democrático. Pero ¡oh tempora oh mores¡ que decía el clásico latino.  Esperemos que sigan en esta línea y no nos tengan que avergonzar urgando en el miedo y la desesperación del personal para buscar un puñadito más de votos, a costa de envilecernos un poco más si cabe como sociedad (civilizada).

Los tuits en cuestión que les presentamos aquí son una muestra (más) de lo que la deontología política y la caridad cristiana o laica justamente dictan no hacer. Para muestras el botón:

No comment. La crisis del Ébola se desató en 2014 entre los meses de octubre y noviembre cuando todo el país contenía la respiración ante una epidemia y una enfermedad de sintomatología y morbilidad simplemente aterradoras.

El bochorno que producen este tipo de publicaciones este tipo de actitudes, alejan de manera dramática a cualquier ciudadano común de las instituciones o mejor dicho de los que nos representan en ellas. Como decían aquellos Nunca Mais oiga, nunca mais.

Y ya como susurro para el arriesgado lector (y nosotros agradecidos) que ha descendido hasta las profundidades de esta página, recordad quizá para despertar nuestras conciencias dormidas que solo en Répública del Congo este año ya se contabilizan 6.000 muertos de sarampión. Al sarampión se le suma el ébola y otros brotes de enfermedades curables que no desaparecen en este país, azotado por la guerra y con 8,5 millones de niños menores de cinco años con desnutrición crónica. Casi nada.

A %d blogueros les gusta esto: