Economía

El penúltimo mazazo para la economía canaria

Malos tiempos se vislumbran para el sector más importante de Canarias. El turismo. La cancelación de la Feria ITB de Berlín supone un mazazo de consecuencias todavía impredecibles para el sector hotelero y turístico de nuestro archipiélago. La cancelación debida al impacto del coronavirus no viene más que a poner de relieve lo que ya es una realidad en los mercados financieros y las plazas bursátiles internacionales, todas con caídas desconocidas en esta década.

Los planes de situación y contingencia que ayer dejaba entrever el ejecutivo de Boris Johnson en Reino Unido dibujan también un panorama inquietante para las expectativas de la economía de Canarias. Es una evidencia que somos muy dependientes de un sector que se vincula especialmente a la seguridad y el clima de tranquilidad exterior. Y la crisis del coronavirus parece que ha llegado para quedarse.

La Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias, por su parte, ha lamentado la decisión del Gobierno alemán de cancelar la Feria ITB de Berlín por la repercusión que esto tiene en la opinión pública y en el aumento de la preocupación, «que ya es muy alta». En un comunicado, la Consejería asegura que trabaja ya en la reorientación de la actividad promocional para minimizar dicho impacto. La consejera del área, Yaiza Castilla, ha considerado la cancelación de la ITB, la más importante del mundo en su sector, como «una mala noticia” para toda la industria turística global.

Además ha indiciado que «estamos ante un escenario que no tiene una respuesta local, sino mundial y nos tenemos que adaptar lo mejor posible para atenuar en la medida que se pueda los efectos negativos en el turismo, que a corto plazo no podemos negar que los está teniendo en la demanda turística”, ha señalado Castilla.

La Consejería de Turismo y sus empresa pública Promotur Turismo de Islas Canarias entienden que ahora toca trasmitir tranquilidad y seguridad y reorganizar la actividad promocional, con una nueva agenda para los encuentros con los operadores turísticos internacionales y adaptar los mensajes en los mercados de origen de los turistas.

Pero la realidad es que en la propia Alemania el aeropuerto internacional de Frankfurt también está sintiendo los efectos de la crisis del coronavirus. Dieter Hulick, el portavoz de prensa de Fraport AG, que opera el aeropuerto más grande de Alemania, dijo a DW que las numerosas cancelaciones de vuelos tendrían un impacto significativo en Lufthansa, por ejemplo. Sin embargo, no se dispondrá de cifras más concretas hasta mediados de marzo. Lo que ya es visible, aparte de las filas de espera más cortas en la facturación, es el aumento de las medidas de precaución adoptadas, como los turistas de Asia que cada vez más llevan máscaras faciales

No estaría de más preguntar al gobierno canario cuáles son las medidas de contingencia que piensa articular para subsanar o por lo menos tratar de paliar una situación que amenaza con crear una crisis de larga duración como la que asoma ya por el horizonte.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: