Crónica de Canarias

En la sociedad del siglo XXI todos los ciudadanos necesitan tener un acceso libre, amplio e igualitario a la información, a los datos y a las versiones sobre los diversos acontecimientos que construyen nuestra esfera de lo público.

Actualidad

No hay confirmación de posible coronavirus del Papa Francisco

La noticia ha saltado en las últimas horas, pero el hermetismo vaticano hace difícil sacar una conclusión clara sobre el verdadero estado del Santo Padre. En este sentido fuentes oficiales del Vaticano se han negado a comentar si el Papa Francisco ha sido examinado por un coronavirus, confirmando solamente que el pontífice se saltó una misa planeada para el comienzo de la Cuaresma debido a una ligera enfermedad.

«Esta mañana el pontífice no fue a la basílica de San Juan de Letrán para la Misa Penitencial con el clero romano», dijo el portavoz del Vaticano Matteo Bruni en una declaración dada al Daily Telegraph británico.

«Debido a una ligera indisposición prefirió quedarse cerca de su residencia vaticana de Santa Marta. Otros deberes se están llevando a cabo regularmente» continuó el portavoz vaticano cuando fue interpelado por los periodistas ingleses. Bruni se negó a responder a la pregunta de si el pontífice había sido o será sometido a pruebas de detección del coronavirus, que ha infectado a 650 personas en Italia y ha causado trastornos en todo el norte del país.

La preocupación por el bienestar del Papa circuló en los medios de comunicación social después de que se le viera toser y sonarse la nariz durante las celebraciones del Miércoles de Ceniza, en las que saludó a personas sin máscara. Se da la circunstancia que el domingo se mezcló con 40.000 fieles en Bari, abrazando y besando a la gente en la multitud después de expresar su apoyo a los infectados por el coronavirus, a los trabajadores de la salud que los tratan y a las autoridades civiles que responden al brote, que empeora cada día.

Al Papa le falta una parte de un pulmón. Fue extirpada cuando tenía unos 20 años en su Buenos Aires natal, después de que sufriera de tuberculosis, según el biógrafo Austen Ivereigh. Por tanto si se confirmase este diagnóstico obviamente entraría a formar parte del grupo de más riesgo debido a su edad y su estado de patologías previas asociadas. La ciática es otra de las dolencias conocidas del Papa.

Por tanto no se puede aventurar nada sobre un posible contagio del pontífice argentino y habrá que esperar informaciones de fuentes oficiales para descartar cualquier información errónea en este sentido, como se han estado vertiendo en las redes sociales.

 

A %d blogueros les gusta esto: