Cultura

El carnaval nazi de Bélgica que indigna al Parlamento Europeo

El carnaval belga de la ciudad de Aalst no para de suscitar una infinita controversia por sus vestidos y «mascaritas» nazis que desfilan desenfadados por la calle de la ciudad. La polémica ha llegado ya incluso al Parlamento Europeo, donde varios europarlamentarios han expresado su más profundo rechazo al sentido y estilo de la fiesta.

Entre las críticas más duras se encuentra el ensayista y eurodiputado francés de Place Public, Raphael Glucksman. Este ensayista y ahora también miembro del parlamento emitió un tweet con una enorme carga de ironía: «Los judíos son sabandijas (sabandijas llenas de dinero que controlan el mundo de todos modos) y los nazis son tipos agradables a los que los niños aplauden y con los que tenemos Bienvenidos al Carnaval de Aalst en 2020, en Bélgica, el corazón de la UE. Degenerados «.

El mensaje de Raphaël Glucksmann fue retwitteado 900 veces y recibió 1.400 «likes» sólo tres horas después de su publicación el domingo. También generó muchos comentarios condenatorios del grotesco espectáculo que ofrece la pequeña localidad bega.

Uno de los retuits más celebrados (por el gran número de seguidores del autor) fue el del cineasta Xavier Beauvois que respondió: «¡Es asombroso! No tengo palabras». El que dirigió notablemente la película «Hombres y dioses» añadió: «Una ciudad que acaba de ser cubierta de vergüenza, de infamia, una ciudad para vomitar».

Ciertamente espectáculos como este, tan carentes de sensibilidad y de dudosísimo gusto no pueden ser tolerados en un espacio político democrático y socialmente avanzado como la Unión Europea. Y todavía más cuando el grotesco espectáculo tiene lugar en Bélgica, en el corazón mismo de la Unión.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
A %d blogueros les gusta esto: