Actualidad

Cuál será el nuevo Tamiflu: cómo va la investigación de la vacuna del virus

Visiones encontradas y esfuerzos que se superponen y se sedimentan para lograr la ansiada vacuna contra el coronavirus de Wuhan. Discursos también encontrados sobre cuál es la mejor y más rápida manera de atajar la pandemia ya practicamente global. Muchos tenemos en mente el rápido desarrollo del tamiflú durante el brote de la llamada Gripe A. Finalmente el destino de aquel remedio comprado masivamente por múltiples gobiernos del mundo, se perdió entre las densas brumas de la información y caducan sus cajas en los depósitos de los ministerios de Sanidad de medio mundo.

En el caso del coronavirus tenemos dos visiones. Por una parte un equipo de científicos de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong (HKUST) ha hecho recientemente un importante descubrimiento en la identificación de un conjunto de posibles objetivos de vacuna para el coronavirus del SARS-CoV-2, lo que proporciona pistas cruciales para orientar los esfuerzos experimentales hacia el desarrollo de una vacuna contra la nueva neumonía (COVID-19) causada por el virus.

Al igual que el SARS-CoV, que causó el brote de SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) en 2003, el SARS-CoV-2 pertenece al mismo género de virus Betacoron. Al considerar la similitud genética entre el SARS-CoV-2 y el SARS-CoV, el equipo aprovechó los datos inmunológicos determinados experimentalmente para identificar un conjunto de epítopos de células B y células T derivadas del SARS-CoV que coinciden exactamente con el SARS-CoV-2. Los epítopos son biomarcadores reconocidos por el sistema inmunológico para desencadenar acciones contra el virus. Como no se ha observado ninguna mutación en los epítopos identificados entre las secuencias genéticas disponibles del SARS-CoV-2, la focalización inmunológica de esos epítopos podría ofrecer protección contra la nueva neumonía COVID-19.

Sin embargo otra línea de investigación señala que los nuevos medicamentos para tratar a los pacientes ya infectados con el nuevo coronavirus, que ha provocado brotes ya en Europa y América, surgirán mucho más rápidamente que las vacunas para prevenir la infección, dijo el miércoles un alto funcionario de la Administración de Alimentos y Medicamentos.

«El desarrollo de una vacuna no va a prevenir una pandemia», dijo Peter Marks, director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, a STAT en la Conferencia de Atención Médica Global del SVB Leerink, antes de la presentación de un discurso de apertura allí. Y preparar una vacuna para las pruebas fundamentales va a llevar más de unos pocos meses, dijo.

Las palabras de Marks contrastan con los recientes comentarios de la Casa Blanca. Larry Kudlow, director del Consejo Económico Nacional del Presidente Trump, dijo el martes que las compañías farmacéuticas «probablemente están ideando una vacuna en mucho menos tiempo del que la gente cree», y añadió que el esfuerzo de contención de los EE. UU. es «casi hermético».

En definitiva en estos momentos hay bastante confusión sobre cuándo y de qué manera tendremos un medicamento o vacuna efectiva para hacer frente a esta pandemia que tiene al planeta en jaque.

 

 

 

 

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
A %d blogueros les gusta esto: