Actualidad

El precio de los billetes convierte a los canarios en la Península en auténticos exiliados

Como auténticos inmigrantes en su propio país. Son los llamados «Canarios sin alas», una enorme cantidad de nuestros conciudadanos que, bien por razones laborales, bien por razones personales viven en estos momentos fuera de las islas. Se quejan, y con razón, de la carestía de los precios del transporte aereo, que lejos de bajar después de las bonificaciones sigue subiendo. Los efectos boomerang de la bonificación a los residentes ha traído consigo un encarecimiento importante del precio de los billetes que unen la Península con Canarias.

Para paliar esta situación, o al menos para intentarlo representantes de canarios residentes en la península han denunciado este viernes en el Parlamento regional que se sienten «inmigrantes» en su tierra, discriminados, porque los elevados precios de los billetes aéreos los mantienen separados de sus familias y de sus raíces.

Fernando Cabrera, de Canarios sin Alas, y Desirée Hernández, de Canarios por una Justa Movilidad, han comparecido en la comisión parlamentaria de transportes para exponer las dificultades a las que se enfrentan para desplazarse a las islas las personas con vínculos en Canarias pero empadronadas en la península.

Una problemática que sin duda traerá cola y que exige una rápida actuación y resolución del Gobierno de Canarias, que no puede mirar para otro lado ante una situación profundamente injusta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: